lunes, 14 de septiembre de 2009

Dulce de Toronjas

El pomelo, también llamado toronja o pomelo rosado, es la fruta del árbol de la familia de las rutáceas, cultivado por su fruta. Es un híbrido, probablemente producido de forma espontánea entre la pampelmusa (Citrus maxima) y la naranja dulce (Citrus × sinensis) en las plantaciones del mar Caribe alrededor del siglo XVII.

No se conoce con exactitud el origen del pomelo, aunque numerosas investigaciones señalan que se trata de un cruce natural entre el naranjo dulce y el pummelo (una especie diferente)producido en Barbados, en las Indias Occidentales. Desde allí, su cultivo se extendió por todo el Caribe, y posteriormente a los Estados Unidos, donde comienza su producción a gran escala.

El pomelo combina la forma de una naranja grande y el color amarillo de un limón, aunque también existen variedades de color verde, semejante a la piel de la lima. La tonalidad de la pulpa de los pomelos es variada y atractiva y va desde el color amarillo, al rojo, pasando por el anaranjado. El contenido en carotenoides, pigmentos que le confieren el color anaranjado rojizo, por tanto, será mayor cuanto más oscuro sea el tono de la pulpa, independientemente del color de la piel. Los carotenoides destacan en el campo de la nutrición por su función antioxidante, y consecuentemente, ejercen una acción preventiva en la enfermedad
cardiovascular.

En el breve período desde su descubrimiento ha ganado sin embargo gran favor y se consume fresca, cocida o en zumos y otras preparaciones.



Ingredientes:

3 toronjas (pomelos) cortadas en cuartos y peladas
2 tazas de azúcar morena
4 tazas de agua
1 rajita de canela
6 tazas de azúcar
2 cucharadas de jugo de limón

Procedimiento:

Separamos la piel de la pulpa de la toronja y la dejamos remojando en agua toda la noche. Cuando la vayamos a cocinar le cambiaremos el agua y la cocinaremos por 10 minutos aproximadamente. Repetiremos este procedimiento varias veces hasta que esté blanda. Cambiaremos siempre el agua y así evitaremos que se amargue.

Cuando ya esté blanda y no muy amarga exprimiremos los pedazos entre dos papeles absorbentes de cocina para así quitar el exceso de agua. Lo colocaremos con todos los demás ingredientes en una cazuela, y le añadiremos las 4 tazas de agua. Lo mezclaremos bien y pondremos al fuego medio hasta que se forme un almíbar.

Para hacer este postre se puede utilizar la piel de alguna toronja que hallamos utilizado anteriormente y guardado colocándola en agua en el refrigerador hasta que se vayan a usar.

Servimos frio con queso fresco, crema u otro de su preferencia.

4 comentarios:

  1. Para favorecer que la fruta al cristalizar quede blanda, el azúcar se tiene que echar de último una vez hierva el agua. Y si no gusta la canela, se puede reemplazar con clavos de olor

    ResponderEliminar
  2. Primero..felicidades por la página,..es un trabajito..
    Luego quiero comentar que he visitado varios lugares de recetas y hay una gama de definición de la materia prima. Algunos solo la cáscara, otros solo lo blanco (dominicanos) y lo intermedio...pero afortunadamente todo sabe bien..
    Otro aspecto que es de interés es la Petit historia que nos das del origen del fruto... me parece bien interesante...quiere decir que los árabes de España, cultivadores excelsos de cítricos así como los "Chinos"...no estaban metidos en esto..y ni siquiera Colón se comió un dulce de toronja..de lo que se perdió..ja.jaaá (con el debido respeto)
    Saludos desde Venezuela

    ResponderEliminar

Favor de enviarnos su correo electronico (email) de lo contrario no podemos contestar sus dudas.